¿Cuál es la mejor época para viajar a Cajamarca?

Cajamarca es una antigua ciudad cuyas raíces se remontan hace 3000 años y llena de hermosos paisajes, rodeada por praderas y numerosos atractivos turísticos. Pero, ¿Cuál es la mejor temporada para visitarla?

Todo depende de las preferencias del visitante; si le gustan los días de sol, ni no desean nada de lluvias o asistirá las principales festividades a lo largo del año. Toma nota.

Días de Sol: para disfrutar días de sol radiante y casi nada de lluvias, la mejor época es entre los meses de Junio, Julio y Agosto, donde las temperaturas son más cálidas. Pero no olvidar que durante las noches el frío desciende rápidamente.

Festividades: para disfrutar de las fiestas más tradicionales sobresale el famoso Carnaval de Cajamarca, en Febrero o Marzo; la Fiesta de San Juan Bautista cuyo día central es el 24 de junio; la Fiesta de las Cruces de Porcón que se celebra el Domingo de Ramos durante la Semana Santa o la del Señor de Huamantanga que se festeja en la provincia de Jaén durante el mes de Setiembre entre los días 5 al 23.

Lluvias: en caso se prefiera las lluvias y los climas más fríos, la época de lluvias fuertes está comprendida entre los meses de Marzo y Abril. Lógicamente, es la temporada baja en Cajamarca, cuando los vuelos y alojamientos están más baratos.

Qué ver y hacer en  Cajamarca

Hay muchos lugares maravillosos que visitar en la ciudad de Cajamarca y sus alrededores:

Baños del Inca: es un complejo turístico de aguas termales de temperaturas superiores a 70ºC (158ºF) cuyos minerales que las componen poseen propiedades terapéuticas para el tratamiento al sistema nervioso, a la piel y la osteoporosis. En el balneario Baños del Inca hay albergues y módulos para la venta de comidas, bebidas y artesanías.

Cuarto de Rescate: es un recinto incaico donde estuvo apresado el Inca Atahualpa donde pasó sus últimos días, luego de ser capturado por los conquistadores españoles y que para lograr su libertad les ofreció un cuarto lleno de oro y dos de plata hasta donde alcanzara su mano. Pero, fue ejecutado en el mes de julio de 1533.

Ventanillas de Otuzco: son restos arqueológicos que se encuentran a 8 kilómetros al norte de la ciudad de Cajamarca, a 2850 m.s.n.m., cuyo paisaje presenta bosques de eucaliptos que conjugan con el verdor del valle ganadero. Sobresalen sus ventanillas de formas rectangulares y otras casi cuadradas.

Mirador Santa Apolonia: desde la cima de este cerro se puede observar la ciudad y todo su esplendor. Para llegar al mirador hay que subir bellas escalinatas hasta llegar a ver sus jardines, una capilla edificada en honor a Santa Apolonia y la famosa Silla del Inca que está formada por 2 bloques de piedra.

Granja Porcón: es una mezcla entre una granja de animales y una cooperativa que decidió abrir al público al turismo rural y estar en contacto con la naturaleza, el mejor lugar ideal que visitar si se viaja con niños a Cajamarca.

Tiene una extensión de 12 mil hectáreas donde los visitantes participan en trabajos ganaderos, forestales y agrícolas, además de estar cerca de los animales y comprar productos lácteos y regionales como mantequilla, queso, yogur, textiles y artesanías.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.