Descubre la maravillosa Reserva Nacional Tambopata

Actividades de aventura, trekking en medio de la jungla, excursiones nocturnas y todo lo que se puede hacer en un emocionante viaje a la Reserva Nacional de Tambopata,

Se trata de una región de 275 mil hectáreas ubicada entre los departamentos de Madre de Dios y Puno, considerada un importante espacio natural protegido que ha conservado su ecosistema original a pesar del paso de los siglos.

El acceso a la reserva es por vía fluvial, a través de los ríos Tambopata y Madre de Dios. En la ciudad de Puerto Maldonado hay botes o canoas a motor para y emprender el viaje de aproximadamente tres horas hasta el área protegida.

De recomienda alojarse en los albergues que se encuentran dentro de la misma reserva para vivir una experiencia única e inolvidable. Cabe anotar que muchos de estos establecimientos organizan rutas de caminatas y exploración de día y hasta de noche.

Reserva increíble

La Reserva Nacional de Tambopata se localiza en una zona muy importante para la conservación de la biodiversidad en el Perú, pues al sur se encuentra el Parque Nacional Bahuaja Sonene, la reserva comunal Amarakaeri y los parques nacionales Manu y Alto Purús. De esta manera se forma un importante corredor biológico.

Para llegar a la Reserva Nacional de Tambopata hay que embarcarse en una lancha que parte de la comunidad del Infierno hasta el cruce de los ríos Madre de Dios y Tambopata. Ya en el lugar, los turistas podrán ver la Collpa de guacamayos, llamada así porque allí se reunen dichas especies, además de loros y periquitos que se alimentan de la arcilla de esta área.

Se calcula que en la reserva existe alrededor de 632 especies de aves, 1,200 de mariposas, 103 de anfibios, 180 de peces, 169 de mamíferos y 103 de reptiles, algunas en estado de extinción, como el lobo de río o nutria, y felinos como el puma y tigrillo.

Qué hacer en Tambopata

El atractivo más atractivo por los turistas en la reserva es el Lago Sandoval de aguas cristalinas perfectas para el descanso y cuya extensión es de 127 hectáreas donde albergan a lobos de río. Muy cerca se encuentra la Quebrada El Gato, los rápidos de Baltimorillo o los lagos Sachavacayoc y Cocococha.

Y para la aventura nada mejor que apuntarse para las excursiones nocturnas y descubrir a escorpiones y tarántulas que aparecen por el camino. En esta expedición nocturna navegando en bote también se encontrarán caimanes que duermen en las orillas del río Madre de Dios. Y en el día, en sus ríos puede practicar el canopy walk-way en los puentes colgantes a 30 metros de altura y disfrutar de rutas de senderismo en medio de la selva.

Cuándo viajar

Las temperaturas promedio en Madre de Dios varían muy poco durante todo el año donde la lluvia puede aparecer en cualquier momento y en cualquier temporada. Los meses más calurosos abarcan de octubre a diciembre donde sumado a la humedad de la zona, puede ser algo asfixiante.

Mientras que la llamada temporada seca abarca de mayo a octubre que tiene la ventaja que el suelo natural no es tan fangoso para realizar actividades que usualmente son afectadas por la lluvia, como el trekking.

Lo cierto es que los meses con mayor turismo en la reserva son los enero, mayo y junio por lo que los precios de hoteles y vuelos son más caros que otros meses del año.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.