Lugares del Cusco que seguramente no conocías

Cusco es el principal destino turístico del Perú y punto de partida para conocer Machu Picchu, una de las maravillas del mundo que atrae a los turistas como abejas al panal.

Sin embargo, la tierra de los Incas es pródiga en destinos poco conocidos que no deben faltar en los recorridos cerca a la Ciudad Imperial o sus alrededores. Toma nota.

Salinera de Maras

Maras es un tradicional pueblo del Valle Sagrado de los Incas, donde sus habitantes aún practican una antigua costumbre: el uso de piscinas de sal. Por eso que estos impresionantes estanques incrustados de sal en Maras ya vienen captando la atención de locales y extranjeros que quedan seducidos al observar como esta salinera cubre como una capa de nieve la ladera de la montaña Qoripujio.

Precisamente, en este lugar a 42 km del Cusco, existen alrededor de 3 mil pozas que contienen diversos tonos de blanco o marrón que es recomendada como una alternativa saludable debido a sus propiedades curativas al contener sodio, zinc, calcio y magnesio. Pero las Salineras de Maras, una verdadera joya pre inca escondida en el Valle Sagrado de losIncas, cautiva al visitante por su increíble paisaje.

Montaña de 7 colores

Otro de los fabulosos destinos que conocer en Cusco es la montaña Vinicunca, conocida como la Montaña 7 Colores, ubicada a 100 kilómetros de la Ciudad Imperial y a más de 5 mil metros sobre el nivel del mar que tiene la característica de ofrecer un paisaje espectacular con los siete colores del arco iris producto de la combinación de minerales.

Es un destino ideal para los amantes del senderismo y trekking a cuya cima se llega en tres horas de caminata y donde el radiante sol acompañará durante el recorrido. A ello se agrega que el visitante tiene la posibilidad de observar a alpacas, llamas, caballos, ovejas y el fabuloso paisaje de montañas que son los protagonistas principales de las fotografías.

Moray

Ubicado a 7 kilómetros del pueblo de Maras, se localiza este sorprendente sitio arqueológico del Valle Sagrado de los Incas y que que fue utilizado por los antiguos peruanos como un centro de investigación agrícola donde experimentaron con diversas plantas y semillas en diversos microclimas para obtener la mejor la producción anual de un producto determinado.

Lo cierto es que Moray impresiona por sus andenes que tienen una diferente temperatura por lo que los Incas sembraban varios tipos de tubérculos, por ejemplo, como la papa y camote. Se estima que allí se cultivaron más de 250 tipos de vegetales que eran regados por complejos sistemas hidráulicos de ríos y lagunas.

Parque Arqueológico Chincheros

Es un destino poco conocido en el Valle Sagrado de los Incas, ubicado a 3,762 metros de altitud en el distrito de Chinchero, provincia de Urubamba, y cuya construcción se realizó en el gobierno del Inca Túpac Inca Yupanqui en 1480.

De allí que el Parque Arqueológico Chincheros es un destino histórico convirtiéndolo en uno de los recintos más importantes del Cusco. Hoy se sabe que fue una importante zona agrícola de 43 hectáreas construido en el periodo incaico y donde se destaca la destreza en su arquitectura al construirse muros, escaleras y bellos andenes donde se cultivaba la tierra con varios productos agrícolas.

Pongo de Mainique

Se trata de un impresionante cañón del norte de Cusco ideal para los amantes de la naturaleza y aventura y que se ha convertido en la puerta de ingreso al Santuario Nacional de Megantoni en la accidentada y escarpada ceja de selva.

Por eso que el Pongo de Mainique al tener una exuberante llanura amazónica y atravesada por el río Urubamba, se vienen convirtiendo en un importante destino turístico del Cusco de incomparable belleza y donde se puede disfrutar de paseos en canoas y botes rodeado de acantilados y exuberante vegetación. Se recomienda visitar este lugar en los meses de mayo y octubre, ya que son temporadas que no llueve mucho.

Choquequirao

Es una espectacular ciudadela Inca ubicado en un lugar remoto cerca del nevado Salkantay, a más de 3 mil metros de altitud, y considerada la ciudad hermana de Machu Picchu. No hay manera de llegar en auto hasta Choquequirao, sino por medio de una caminata de 60 kilómetros y que dura 4 días.

No es una ruta fácil, pero es una ruta llena de aventura con increíbles paisajes de montaña. Lo cierto es que es un lugar único en el mundo, una formidable ciudad construido por los mismos incas y que el tiempo supo conservarlo de forma casi intacta hasta el día de hoy para el asombro del visitante ante una arquitectura de plazas, andenes, recintos, palacios de grandes muros y otras construcciones.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.