Oferta de Paquetes de Viaje por Semana Santa a Paracas

Semana Santa es la oportunidad para conocer el Perú, que no es solamente las majestuosas ruinas de Macchu Picchu. Sin embargo, estas no son las únicas atracciones que el País de los Incas tiene por ofrecer.

Hay que pensar también en las increíbles ofertas en paquetes turísticos a Paracas, especialmente por el feriado largo que significa viajar en Semana Santa a este encantador pueblo a 4 horas en bus desde Lima

Paracas es una pequeña ciudad portuaria ubicada en la costa del Oceáno Pacífico con temperaturas medias anuales de 22 °C. Gracias a sus increíbles paisajes desérticos pero paradisíacos a la vez, Paracas se ha convertido en un destino obligatorio si se viaja al Perú.

Hay que tener en cuenta que en Paracas se desarrollan una gran cantidad de actividades que se podrá realizar durante una estadía en esta bella ciudad que cuenta con buenos hoteles para todo tipo de presupuestos.

Reserva Nacional de Paracas

Se trata de un verdadero paraíso y un refugio natural, no solamente para la fauna de la región, sino también para las diversas especies de aves migratorias a lo largo del año. Allí, el visitante podrá ver una diversidad de aves como pelícanos, gaviotas, flamencos, pingüinos de Humboldt, lobos marinos y reptiles como el gecko o la tortuga laúd. Además, en un paseo en bote se podrá observar el Candelabro, un geoglifo de 180 metros de largo ubicado en una colina de arena, cuyos orígenes se remontan hace dos mil años.

Islas Ballestas

Como parte de la Reserva Nacional de Paracas, son un grupo de islas ubicadas a 30 minutos en bote de la costa de Paracas y que es un importante refugio natural para la fauna local y ciertas especies actualmente en peligro de extinción. El recorrido por las Islas Ballestas demora dos horas donde el turista quedará maravillado de observar a estos bellos animales en su entorno natural.

Ruinas de Tambo Colorado

Estos vestigios arqueológicos fueron en su momento un importante asentamiento inca en toda la costa peruana del sur. Sus construcciones están edificadas en su totalidad en adobe y porque predomina el color rojo de la tierra, se les dio el nombre que llevan actualmente. Se construyó en la época del Inca Pachacútec para albergar a soldados y a los altos dignatarios del pueblo, entre los años 1440-1532 DC. Se localiza a 70 km de la ciudad de paracas.

Deportes al aire libre

Para los fanáticos de la diversión al aire libre, hay circuitos en cuatrimoto para atravesar sus imponentes dunas, a solo unos kilómetros de la Reserva Nacional de Paracas. Allí el visitante disfrutará este paseo mientras experimentas el clima desértico y algunos de los paisajes más espectaculares del departamento de Ica.

Escondidas playas

Un viaje a Paracas también significa desconectarse totalmente del ruido y el estrés de las ciudades. Por eso cuenta con playas casi vírgenes como La Mina, que es parte de la Reserva Nacional de Paracas, que sobresale por sus aguas cristalinas y olas ligeras para practicar deportes acuáticos como kayak o windsurf. Igualmente, atractiva es la Playa Lagunilla, que tiene ese nombre porque la playa casi no tiene olas y parece más bien una laguna. Por eso que es hábitat de lobos marinos y gaviotas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.