Paquetes de Viajes a Madre de Dios: Reserva Nacional de Tambopata

Luego de reapertura del transporte en todo el Perú, aéreo y terrestre, es la oportunidad de planificar una emocionante expedición desde la ciudad de Puerto Maldonado hasta la asombrosa Reserva Nacional de Tambopata.

Por ello se recomienda hacer las reservaciones de paquetes de viajes a Madre de Dios para disfrutar de muchas actividades de aventura, caminatas en medio de la selva, excursiones nocturnas y todo lo que se pueda imaginar en un emocionante recorrido a esta región de 275 mil hectáreas, que se localizada en el departamento de Madre de Dios.

Para acceder a la Reserva Nacional de Tambopata hay que embarcarse en una lancha que parte de la comunidad del Infierno hasta el cruce de los ríos Tambopata y Madre de Dios para luego continuar con dirección al lago Tres Chimbadas, rodeado de naturaleza y fauna, como tortugas, lagartos y águilas arpías. Es un viaje que dura aproximadamente tres horas.

Se recomienda alojarse en los albergues ubicados dentro de la misma reserva de Tambopata para vivir una experiencia única e inolvidable. Precisamente, las agencias de viajes pueden organizar estas vacaciones soñadas con las mejores ofertas en paquetes turísticos a Madre de Dios, que incluye boleto aéreo de Lima a Puerto Maldonado, ida y vuelta; traslados aeropuerto, hotel y aeropuerto, noches de alojamiento en logdes, excursiones en la selva y guía bilingüe.

Para llegar a la Reserva Nacional de Tambopata hay que embarcarse en una lancha que parte de la comunidad del Infierno hasta el cruce de los ríos Madre de Dios y Tambopata. Ya en el lugar, los turistas podrán ver la Collpa de guacamayos, llamada así porque allí se reúnen dichas especies, además de loros y periquitos que se alimentan de la arcilla de esta área.

Qué hacer en Tambopata

Se calcula que en la Reserva Nacional de Tambopata existen alrededor de más de 600 especies de aves, más de un millar de mariposas, más de 100 tipos de anfibios, de peces, de mamíferos y  reptiles, algunas en estado de extinción, como la nutria, el puma y tigrillo.

Uno de los atractivos es navegar en el Lago Sandoval, cuyas aguas cristalinas son perfectas para el descanso y que en sus 127 hectáreas albergan a lobos de río. Muy cerca se ubica la Quebrada El Gato, el río Baltimorillo y el lago Cocococha.

Y para la aventura sobresalen las excursiones nocturnas para descubrir escorpiones y tarántulas que aparecen por el sendero. En esta expedición nocturna se navega en bote donde también se encontrarán a caimanes en las orillas del río Madre de Dios. Y durante día se puede practicar canopy en los puentes colgantes a más de 30 metros de altura y disfrutar de maravillosas rutas de senderismo en la selva.