A sólo siete horas de Lima, Huaraz es la excusa perfecta para alistar maletas y vivir un fin de semana para disfrutar de los atractivos que no se