Viajar a Iquitos para recibir el Año Nuevo

Viajar a  Iquitos, la capital de la Provincia de Maynas, es la oportunidad ideal para disfrutar de diversas actividades de aventura para recibir el Año Nuevo. ¡Y todo en plena selva amazónica!

En este sentido existen muchísimos tours originales y únicos ideal para los aficionados a la naturaleza y la biodiversidad.

Ideal para observadores de aves, quienes están atraídos por las tradiciones y misticismo de comunidades nativas y para los aventureros para recorrer los ríos de la Amazonía Peruana.

Caminata a la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana

Es una fabulosa área protegida de más de 57 mil hectáreas con bosques inundados por las aguas del río Nanay y que alberga a gran cantidad de especies de animales y plantas.

Por ejemplo, en la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana existen 145 especies de mamíferos, 155 de peces, 475 especies de aves y 120 de reptiles.

Así que es la oportunidad única de embarcarse en circuitos turísticos para llegar a esta reserva, ubicado a 30 kilómetros de la ciudad de Iquitos. Allí se deben recorrer sus senderos y navegar por las aguas del río Nanay a bordo de deslizadores que parten de la comunidad nativa de Ninarumi.

Viajar a Iquitos y navegar en el Río Amazonas

Se trata del río más grande y caudaloso del planeta y un destino obligado que visitar. Así que desde Iquitos hay barcos que zarpan para recorrer el Amazonas por días y hasta por toda una semana.

También hay excursiones para realizar caminatas en la selva, visitar comunidades nativas y expediciones nocturnas.

Entre los cruceros más populares destacan aquellos de 4 noches que comienza en la ciudad de Iquitos transportando a los huéspedes a lo largo del río Ucayali, el afluente del Amazonas.

Así como de otros ríos, cada uno rico en exuberante vida silvestre sumando a caminatas y visitas a comunidades nativas.

Descubrir la Reserva Nacional Pacaya Samira

Creada en 1982 con el objetivo de proteger al paiche, el más grande pez de agua dulce del mundo) se ubica a 185 km de Iquitos entre el río Marañon y Ucayali.

Es una de las mayores reservas de conservación del Perú con especies protegidas como los delfines de agua dulce, la anaconda, el manatí, el lagarto negro, entre muchas otras especies.

Son muchas las agencias de viajes que organizan caminatas en la Reserva Nacional Pacaya Samiria para ver vida salvaje y donde se disfrutará de caminatas diurnas y nocturnas.

Además, de paseos canoas y botes a motor donde se incluyen alojamiento en lodges y comidas.

Visitar las comunidades nativas

Otra de las cosas que hacer en Iquitos es embarcarse en una inolvidable excursión a pie o en canoa para visitar a los Boras o Yaguas y conocer sus costumbres ancestrales.

Igualmente, conocer su tradicional vestimenta de fibras de palmera y hasta probar puntería con la “pucuna” (cerbatana) que los Yaguas vienen usando por siglos para la caza.

También estas excursiones permiten conocer al Shamán, que es el sanador de la tribu que conoce los secretos de la naturaleza para tratamiento y cura de enfermedades del cuerpo y espíritu.

Lo hace mediante el uso de plantas y raíces como la Uña de Gato, el Aguaje y la Ayahuasca.

Pescar pirañas

Lejos de la ciudad de Iquitos, los visitantes pueden enfrentarse a uno de los peces que generan terror en el planeta: las pirañas que pueden pescarse en el río más largo del mundo.

Hay embarcaciones que parten de Iquitos para navegar por 30 minutos en un deslizador hasta llegar a una especie de reserva de 40 hectáreas donde pescar estos peces.

Allí el visitante mostrará sus habilidades para pescar a las pirañas dentro de espacios cercados por balcones de madera y donde se puede lanzar el anzuelo y esperar que una piraña muerda la carnada.

Nadar en Santo Tomás

Se trata de un caserío ubicado a 16 km al noreste de Iquitos, a orillas del río Nanay y que es el lugar ideal para el disfrute de actividades acuáticas como esquí acuático, deslizador, natación y paseos en canoa.

Cabe anotar que en el caserío Santo Tomás vive una comunidad de la etnia Cocama Cocamilla, que se dedican a la pesca y alfarería.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.