Viajar al Cusco con niños: Lugares que deben visitarse

Cusco es un increíble destino para viajar con la familia y los engreídos de todas las edades en cualquier época del año. Así que a continuación ofrecemos una lista de aquellos lugares que no deberían perderse para viajar con niños a la Ciudad Imperial siendo el momento de hacer las reservar de las mejores ofertas de paquetes de viajes al Cusco.

LAGUNA DE PIURAY

Es una hermosa laguna cerca del pueblo de Chinchero, a 30 km de la ciudad del Cusco, donde se pueden alquilar botes para un divertido inolvidable sobre sus aguas y a casi 3,500 metros de altitud. Hay varias agencias que ofrecen este tour con actividades que van desde caminatas al borde de las orillas, compartir con los comuneros de Pongobamba, hasta remar en kayak junto a los padres.

OLLANTAYTAMBO

Es una de las obras monumentales de arquitectura Inca, un imponente complejo militar, administrativo, religioso y agrícola que sobresale por su templo principal donde se aprecian las piedras talladas perfectamente ensambladas en sus construcciones de casas, templos y castillos. Los quedarán fascinados con estas estructuras megalíticas para crear su propio mundo de aventuras.

CHOCOMUSEO

Un didáctico museo donde los niños recibirán una clase de cómo preparar chocolate. Esto es posible en el ChocoMuseo, ubicado a dos cuadras de la Plaza de Armas, donde la clase dura 2 horas y es muy divertida para los niños con los talleres para aprender todo sobre la planta de cacao, su historia del cacao, así como los procesos para llegar al chocolate.

SALINERAS DE MARAS

Otro de los lugares que conocer con los niños en Cusco son las Salineras de Maras , ubicados en el Valle Sagrado de los Incas, a 2 km del pueblo de Maras, a 3,300 metros de altura sobre el nivel del mar. Un lugar impresionante donde en una ladera de un cerro se encuentran estas salineras formando terrazas o andenes que nutren de agua salada las pozas.

SAQSAYHUAMÁN

A 2 kilómetros del Cusco los niños quedarán asombrados de la Fortaleza de Saqsayhuamán mandada a construir durante el gobierno de Pachacútec, en el siglo XV. Sus muros megalíticos de hasta 7 metros de altura y demás construcciones de piedra son considerados la mayor obra arquitectónica que realizaron los incas durante su apogeo y que los niños disfrutarán del lugar especialmente con las resbaladeras del Inca.

TAMBOMACHAY

Conocido como los Baños del Inca, a 8 km de la ciudad del Cusco, se encuentra este lugar que significa “lugar de descanso”, y que según estudios arqueológicos, fue un templo de agua donde los niños podrán apreciar sus acueductos, canales, terrazas y fuentes de agua por donde discurre el agua durante todo el año.